Inversionistas interponen demanda contra JPMorgan

Dirigió a una empresa, cliente suyo, para que fuera vendida a BlackBerry a un precio de remate, en busca de hacer un negocio de banca de inversión.
Los accionistas que reclaman son de Good Technology.
Los accionistas que reclaman son de Good Technology. (Eric Thayer/Reuters)

Nueva York

JPMorgan dirigió a una compañía de tecnología cliente suyo para que se vendiera a BlackBerry a un precio de remate porque quería obtener un lucrativo negocio de banca de inversión con el pionero de smartphones, de acuerdo con una demanda de inversionistas.

En la demanda que se presentó a nombre de algunos accionistas de Good Technology, un proveedor de software de seguridad, se acusa al banco de cometer “fraude en el consejo” por la asesoría que le dio cuando los directivos debatían acerca de buscar una salida a bolsa o la venta en 2015.

Good, alguna vez un “unicornio” con una valoración de más de mil millones de dólares, se vendió a BlackBerry en septiembre de 2015, a solo 425 millones de dólares (mdd), en medio de una crisis de efectivo.

La demanda, que plantea preguntas sobre posibles conflictos de interés en ese tipo de procesos de “doble vía”, alega que JPMorgan manejó mal la oferta pública inicial prevista y después rechazó otras ofertas de compra y financiamiento de rescate de Good Technology, porque quería construir una relación con una compañía mucho más grande.

Bajo la gestión del director ejecutivo, John Chen, BlackBerry se aleja de los smartphones para enfocarse en software. Después de que se firmó el acuerdo, Jennifer Nason, presidenta global de banca de tecnología, medios y telecomunicaciones de JPMorgan, le escribió a su colega Curt Sigfstead: “¡Fantástico resultado! Qué bien que BB no utilizó (un banquero). Curt, debemos lograr que Jaime (Dimon, director ejecutivo de JPMorgan) llame/envié correo a Chen”, de acuerdo con la demanda.

Los accionistas comunes de Good Technology también demandan al consejo de administración y a la dirección de la compañía; los acusan de no cumplir con sus obligaciones fiduciarias al vender a Good Technology a un precio injusto. JPMorgan fue el principal asesor financiero del grupo de tecnología en 2015 y lo acusan de ayudar y fomentar a la dirección y al consejo para no cumplir con sus obligaciones.

El banco, se dice en los documentos de la Corte, negó acto indebido. Un portavoz no quiso hacer comentarios. Los abogados de los directores no respondieron a las preguntas.

Good Technology, que no es el demandado, dice que las disposiciones contractuales impiden que los accionistas presenten una demanda. Se tiene programado que el juicio comience en Delaware Court of Chancery en junio.

JPMorgan logró una comisión de poco más de 4 millones de dólares en la venta a BlackBerry. Su posición de liderazgo en la OPI de 100 millones de dólares de Good Technology probablemente le hubiera entregado 2 mdd, sostienen los accionistas.

Cristina Morgan, vicepresidenta del grupo de banca de tecnología en JPMorgan y la gerente de relaciones para la cuenta de Good, escribió en un correo electrónico interno en 2015 que recientemente se dio a conocer en un documento de la Corte: “La tarea importante aquí (en Good) es la participación de las fusiones y adquisiciones, así que tenemos que hacer lo que sea para lograr lo que importa”.