La mitad de firmas de Reino Unido, víctima de "hackers"

Las compañías que tienen datos personales son las más propensas a sufrir algún ataque.
En 2016, GB prometió gastar mil 900 millones de libras en el combate.
En 2016, GB prometió gastar mil 900 millones de libras en el combate. (Kacper Pempel/Reuters)

La mitad de las empresas británicas sufrieron al menos un ataque cibernético el año pasado, de acuerdo con un nuevo estudio del gobierno, lo que destaca la creciente amenaza de los delincuentes cibernéticos empresariales.

Las compañías que tienen datos personales fueron las más propensas a ser atacadas y la forma más común fueron los correos electrónicos fraudulentos que le piden al personal que revelen las contraseñas o la información financiera, o que abran archivos adjuntos que llevan virus o malware.

En el estudio, que encargó el Departamento para la Cultura, Medios y Deporte, se encuestó a más de mil 500 empresas. Alrededor de 46 por ciento identificó al menos una brecha de inseguridad cibernética el año pasado, una cifra que se elevó a dos tercios entre las grandes y medianas empresas. Una de cada cinco empresas dijo que los altos directivos nunca reciben una actualización sobre seguridad cibernética y, en el mejor de los casos, 18 por ciento recibe una actualización trimestral. “La mayoría de los ataques cibernéticos exitosos no son tan sofisticados, pero pueden causar un gran daño comercial”, dijo Ciaran Martin, director ejecutivo del Centro Nacional de Seguridad Cibernética de Reino Unido.

Un estudio de la Cámara Británica de Comercio publicado esta semana reveló que solo 24 por ciento de las empresas cuenta con seguridad para protegerse de los hackers.

“La industria creó una ‘mitología cibernética’”, dijo, para vender soluciones innecesariamente caras a través del miedo. Todos los incidentes recientes de ataques cibernéticos de alto perfil pudieron y debieron evitarse con soluciones con un costo relativamente bajo, dijo Brian Lord, ex director adjunto de inteligencia y operaciones cibernéticas del Cuartel General de Comunicaciones del Gobierno (GCHQ), ahora director general de PGI Cyber.

Para enfrentar el reto, el gobierno pone planes en marcha. El año pasado prometió gastar mil 900 millones de libras en seguridad cibernética y anunció un nuevo Centro Nacional de Seguridad Cibernética que trabajará con el GCHQ para impulsar la seguridad en el sector privado.

Reino Unido también adoptará las nuevas regulaciones europeas de protección de datos que deben entrar en vigor en 2018. Las nuevas normas serán más duras y pueden resultar en multas hasta de 4 por ciento de la facturación anual de la compañía por no informar fugas cibernéticas.