Día 2: Zuckerberg sale ileso del Congreso

El CEO de la compañía molestó a algunos legisladores por no responder preguntas concretas sobre su modelo de negocio; “se hace de la vista gorda”, acusa demócrata.
El empresario fue cuestionado sobre censura de temas políticos y comercio de opioides en su plataforma.
El empresario fue cuestionado sobre censura de temas políticos y comercio de opioides en su plataforma. (Chip Somodevilla/AFP)

Washington

El miércoles Mark Zuckerberg soportó los duros interrogatorios de los legisladores en su segunda aparición en el Capitolio mientras se criticó a Facebook por tomar un enfoque desdeñoso a los datos de los consumidores.

El fundador y director ejecutivo de Facebook provocó la ira de algunos legisladores cuando no pudo o no quiso responder preguntas puntuales sobre el modelo de negocio y las prácticas de privacidad de la compañía, pero evitó cualquier error importante.

La audiencia ante el comité de energía de la Cámara de Representantes se realizó a causa de la fuga de información de 87 millones de usuarios de Facebook a la firma de investigación Cambridge Analytica. El martes salió en gran medida ileso de un interrogatorio en el Senado de cinco horas.

Kathy Castor, congresista demócrata de Florida, le dijo el miércoles a Zuckerberg: “A los estadunidenses no les gusta que los manipulen, no nos gusta que nos espíen”.

“Ahora Facebook evolucionó a un lugar en donde monitorean a todos. Recolectan datos de prácticamente todo el mundo... no creo que el estadunidense promedio comprenda eso”.

En otro duro diálogo, Jan Schakowsky, demócrata por Illinois, le preguntó a Zuckerberg: “¿Quién nos va a proteger de Facebook?”.

En varias ocasiones un vacilante Zuckerberg fue interrumpido por los legisladores impacientes y reprendido por ser evasivo.

Zuckerberg no quiso dar una respuesta clara cuando lo presiono Frank Pallone, el demócrata de mayor nivel del comité, para que hiciera un compromiso de cambiar todas las configuraciones predeterminadas de Facebook para minimizar la posible recolección de datos personales.

“Congresista, este es un asunto complejo que creo que merece más que una respuesta de una sola palabra”, dijo Zuckerberg. Pallone respondió: “Eso me decepciona”.

Greg Walden, el presidente republicano del comité de comercio de la Cámara de Representantes, dijo al fundador de Facebook en su declaración de apertura: “Creo que es momento de preguntarse si Facebook se movió demasiado rápido y rompió demasiadas cosas”.

Las acciones de Facebook subieron cerca de uno por ciento el miércoles después de tener un alza de más de 4 por ciento el martes durante la presentación, que fue más tranquila, de Zuckerberg en el Senado.

Anna Eshoo, demócrata de Silicon Valley, le preguntó a Zuckerberg si estaba dispuesto a cambiar su modelo de negocio para proteger la privacidad individual. “Congresista, no estoy seguro de qué significa eso”, dijo Zuckerberg.

Analistas ha sugerido que Facebook podría recopilar menos datos personales en cosas como lo que la gente lee en línea, o podría abrir su sistemas de publicidad al escrutinio público, pero a un costo tanto para sus utilidades como para su secreto comercial.

Zuckerberg también quedó bajo las críticas en temas más allá de la privacidad de datos, cuando los legisladores reprendieron a Facebook por presuntamente censurar contenido político conservador y permitir que se comercializaran en su plataforma fármacos opioides.

Diana DeGette, demócrata de Colorado, le dio problemas a Zuckerberg cuando le dijo que había un desequilibrio entre el poder financiero de Facebook y la falta de sanciones monetarias por las violaciones de privacidad.

Zuckerberg le dijo al comité que pasa mucho tiempo explicando que Facebook “no vende datos del usuario a los anunciantes”, y que la compañía podría hacerlo mejor. “Creo que podemos hacer un trabajo mucho mejor al explicar cómo funciona la publicidad”.

Mike Doyle, congresista demócrata de Pennsylvania, acusó a Facebook de “hacerse de la vista gorda” a los abusos de los desarrolladores porque les interesa más atraer aplicaciones a su plataforma que proteger a los usuarios.

“Aquí hay una ruptura de confianza real. Este problema con los datos de un desarrollador es solamente un ejemplo. ¿Por qué debemos confiar en que ustedes cumplan con estas promesas?”, dijo.

Zuckerberg respondió: “Con todo respeto, no estoy de acuerdo con esa descripción. Tenemos un proceso de revisión de las aplicaciones desde hace años”.

El martes Zuckerberg dijo que estaba abierto a una “regulación correcta” de Facebook, pero no se comprometió a algo en específico. Su actuación, que no provocó algún desastre, agregó el martes más de 17 mil millones de dólares al valor de mercado de la compañía, y sus acciones subieron poco menos de 2 por ciento el miércoles cuando terminó la segunda audiencia.

Las preocupaciones por una serie de controversias que podrían tentar al Congreso a introducir una regulación que reduzca las utilidades golpearon el valor de las acciones de la compañía.

Zuckerberg le dijo el martes a los senadores que estaba de acuerdo en que “tenemos una responsabilidad más general de lo que la ley exige” para vigilar la plataforma. Dijo que no se opone a que el Congreso introduzca nuevas leyes que gobiernen a la compañía, pero esquivó los intentos de que presentara detalles.

En un testimonio preparado, Zuckerberg dijo que la compañía “cometió errores” que permitieron la filtración de datos a Cambridge Analytica, la firma de análisis que trabajó para la campaña presidencial de Donald Trump.

También enumeró una serie de cambios que Facebook hizo en las tres semanas que pasaron desde las revelaciones, pero admitió que había “más cosas por hacer”.