Llega el crudo brent a su máximo en casi tres años

El petróleo también se benefició del aumento de las presiones geopolíticas por la eventual reimposición de sanciones contra el gobierno de Irán.
Los inventarios cayeron en 4.9 millones de barriles, según datos del gobierno de EU.
Los inventarios cayeron en 4.9 millones de barriles, según datos del gobierno de EU. (Shutterstock)

El crudo brent subió a su nivel de precios más alto en casi tres años, ya que entraron en vigor los recortes de producción encabezados por la OPEP, cayeron los inventarios globales de petróleo y aumentaron las tensiones geopolíticas, lo que anula las preocupaciones sobre el crecimiento de la producción de esquisto estadunidense.

La referencia internacional del petróleo alcanzó un máximo de 69.37 dólares por barril ayer —el nivel más alto desde mayo de 2015— con el brent acercándose lentamente a niveles que se vieron por última vez en 2014, cuando comenzó el desplome de los precios. El índice retrocedió a 68.87 dólares por barril en las operaciones de la tarde de Londres, todavía con un alza de siete centavos de dólar en el día.

“Estamos en un entorno en el que los productores de la OPEP y Rusia redujeron sus suministros y los inventarios descendieron. Al mismo tiempo, los problemas geopolíticos son una preocupación”, dijo Olivier Jakob, de la consultora Petromatrix. Señaló la posible reimposición de sanciones contra Irán por parte de EU que hasta ahora se encuentran suspendidas.

Algunos analistas, como Carsten Fritsch de Commerzbank, dijeron que las recientes alzas de precios no van en línea con las bases subyacentes y corren el riesgo de “excederse”. Pero otros señalaron que un dólar más débil y las cifras de crecimiento económico mundial más sólidas, que pueden llevar a una demanda de petróleo más fuerte de la esperada, respaldaron los precios.

Los datos del gobierno de EU sobre inventarios que se publicaron ayer  mostraron una caída de los inventarios de crudo más grande de la esperada, de 4.9 millones de barriles para la semana que finalizó el 5 de enero, y llegar a 419.5 millones de barriles. Datos independientes del American Petroleum Institute de esta semana muestran una caída más grande de más de 11 millones de barriles.

La referencia del crudo estadunidense, el West Texas Intermediate, el martes alcanzó su máximo de 2014, y subió 33 centavos más la tarde del miércoles para llegar a 63.31 dólares por barril. 

Algunos países de la OPEP, cuyas economías han sido golpeadas en los últimos años, le dieron la bienvenida al aumento de los precios que se aceleró desde que el cártel y sus aliados acordaron extender un acuerdo de recortes de los suministros para todo 2018. El precio del brent subió casi 10 por ciento desde finales de noviembre.

Sin embargo, existen preocupaciones en torno a los niveles más altos de producción de esquisto en EU, a pesar de que las empresas estadunidenses dicen que se enfocan en la rentabilidad sobre el volumen. La división de estadísticas del Departamento de Energía de EU pronosticó que la producción de crudo crecerá a niveles récord este año y que superará los 11 millones de barriles por día en 2019. Esto socavaría los esfuerzos de los productores mundiales para frenar la producción con la finalidad de reducir los inventarios mundiales.

Bijan Zanganeh, ministro de Petróleo de Irán, dijo el martes que algunos miembros de la OPEP no se muestran interesados en el aumento de los precios, sobre todo a más de 60 dólares por barril, algo que le daría apoyo al resurgimiento del sector de esquisto de EU, dijo Shana, la agencia nacional de noticias.