Un tercero definirá proyecto hotelero en isla de Holbox

El gobierno prohíbe desarrollos turísticos en más de 1.5% del área, pero los ejidatarios señalan que eso inhibe el desarrollo socio-económico de la zona.
La reserva se encuentra en el municipio de Lázaro Cárdenas, Quintana Roo.
La reserva se encuentra en el municipio de Lázaro Cárdenas, Quintana Roo. (Archivo)

México

Autoridades de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), ejidatarios y empresarios del Área de Protección de Flora y Fauna (APFF) de Yum Balam —ubicado en el municipio de Lázaro Cárdenas, Quintana Roo—, alcanzaron un primer acuerdo en vías de la conformación del Plan de Manejo de dicha área protegida, con el que prevén que un tercero defina el número de cuartos de hotel que pueden explotarse en la Isla Grande de Holbox. 

“Fue muy productiva la reunión, firmamos un acuerdo de entendimiento con la Asociación Civil ecologista Pedro y Elena Hernández, por el que la Conanp y el Consejo Asesor de la Reserva vamos a trabajar en conjunto. La fundación va a actuar como un administrador y nosotros conformamos un comité técnico que va a llevar el proceso; es un avance”, señaló Alejandro Valdés, presidente del consejo asesor.

CRISIS SOCIAL

Representantes de 32 ejidos, académicos, el gobierno municipal de Lázaro Cárdenas, Quintana Roo, y dueños de tierra pertenecientes a Yum Balam —que conforman el consejo asesor de esa área protegida— han reprochado que “de manera autoritaria” la Conanp ha pretendido establecer un plan de manejo para el área que podría inhibir el desarrollo socio-económico, por lo que amagaron con desatar una crisis social si no se les autoriza desarrollar al menos cuatro cuartos por hectárea en la isla de Holbox.

Mientras que la Conanp había manifestado que no permitirá realizar desarrollos turísticos en más de 1.5 por ciento de la Isla Grande de Holbox —lo que representa 0.16 cuartos por hectárea—, por acuerdo de ambas partes una tercera empresa realizará los estudios correspondientes para definir la viabilidad de los proyectos turísticos.

“Dentro del plan de trabajo está traer una compañía internacional que va a revisar toda la información existente, tanto la que entregamos a la Conanp, como la que ellos generaron en años anteriores, y ésta firma va a tomar lo bueno de ambos estudios, o si es necesario hacer otros, para llegar a un consenso de todas las partes.

“La totalidad de los consejeros ya no estamos divididos, le ponemos toda la confianza a la fundación para que ellos administren todo este proceso”, subrayó.

LA CONVOCATORIA

De acuerdo con el presidente del consejo, el 31 de enero se presentará la lista de las empresas que podrán participar en la consultoría para abrir la convocatoria a partir del 1 de febrero, con el fin de concluir ese proceso antes de terminar el segundo mes del año y dar inicio a los trabajos de revisión de las propuestas para el plan de manejo de la APFF Yum Balam existentes, con la participación de la empresa consultora y la Fundación Pedro y Elena Hernández.

En la sesión también se discutieron inconformidades por el otorgamiento de permisos para la operación de embarcaciones turísticas y carritos de golf para el transporte en Holbox, los cuales no pueden ser completamente regulados debido a la falta de un plan de manejo para las actividades que pueden ser realizadas.

Se acordó tomar en cuenta la visión de todas las partes, considerando principalmente el interés de la comunidad en general, entendiendo que existen diferentes intereses válidos de los diversos sectores que pueden incurrir en actividades que atentan contra el desarrollo sustentable.

FAO RECOMIENDA NO SEMBRAR TRANSGÉNICOS EN MÉXICO

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por su sigla en inglés) recomendó no permitir la siembra de semillas transgénicas en México a fin de proteger las variedades de maíz originarias del país, pues si bien no se han comprobado daños a la salud, existen evidencias científicas de los riesgos al medio ambiente.

“La recomendación es no utilizar transgénico en centros genéticos de origen, México es uno de ellos; es un gran riesgo introducir productos que puedan contaminar la diversidad, porque necesitamos la biodiversidad para enfrentar lo desconocido”, señaló José Graziano Da Silva, director general de la FAO.

Actualmente, 815 millones de personas padecen hambre en todo el mundo; sin embargo, no se requiere de los alimentos transgénicos para combatirla, advirtió Graziano en rueda de prensa, en el contexto del Foro de Alto Nivel Empoderar a las Mujeres Indígenas para Erradicar el Hambre y la malnutrición en América Latina y El Caribe.

No obstante, reconoció que ante “la violencia del impacto del cambio climático”, los transgénicos pueden ser una alternativa de gran valía en el futuro.