• Regístrate
Estás leyendo: El comienzo de Milenio Televisión
Comparte esta noticia
Martes , 20.11.2018 / 17:38 Hoy

El comienzo de Milenio Televisión

10 años de Milenio Tv

Había crisis y dudas, pero nada detuvo el lanzamiento delcanal para romper expectativas y ser los primeros en mucho.
Publicidad
Publicidad
Luis Miguel
Ciudad de México
20 de Noviembre
The Rasmus
Querétaro
20 de Noviembre
Emmanuel y Mijares
Ciudad de México
21 de Noviembre
Fey
Monterrey
21 de Noviembre

Hace 10 años, Milenio Televisión revolucionó la oferta informativa en la televisión de paga. Con la experiencia acumulada de un grupo de periodistas como Ciro Gómez Leyva, quien venía del proyecto de CNI Canal 40, en octubre de 2008 se lanzó un canal que transmitiría 24 horas de contenido noticioso. 

El equipo de redacción y de producción era pequeño, recuerdan Héctor Zamarrón y Paloma Lafuente, dos de los fundadores del proyecto. Sin embargo, a partir de esos recursos, el canal creció hasta ganarse la simpatía del televidente.

Héctor Zamarrón
subdirector editorial en Milenio Televisión


​¿Cómo viviste el arranque de Milenio Televisión? 

En 2008 estábamos en plena crisis, acababa de estallar la crisis inmobiliaria en Estados Unidos, la de Lehman Brothers, la crisis de las hipotecas. Muchos empresarios desaconsejaban a los dueños de Milenio lanzarse a hacer un canal de televisión porque los gastos de infraestructura se hacen en dólares; el material es importado, las cámaras, la iluminación, las consolas, todo se produce fuera del país y hay que pagarlo en dólares. 

Muchos dijeron que había que repensar si se salía o no. Sin embargo, la decisión fue mantenerse. Nos tocó un bautizo de fuego: nos preparamos para cubrir la elección en Estados Unidos y ese mismo día fue el avionazo en el que murió Juan Camilo Mouriño, entonces secretario de Gobernación, y siendo el único canal que transmitía en vivo, empezamos a marcar la pauta.

 En 2008 además fue el regreso de la televisión de noticias de 24 horas a México. El primero fue el experimento fallido de ECO, fallido a medias, pero que al final terminó por cerrar. Solo CNN en Español se había arriesgado a lanzar una señal de noticias 24 horas, aunque no específicamente para México. Entonces, Milenio Televisión fue pionero en ese sentido, fue la primera señal de noticias 24 horas desde ECO.

¿A qué retos se enfrentaron una vez al aire?

 El surgimiento de las redes sociales, la proliferación del uso de los teléfonos móviles, el cambio de prioridades. Hasta 2008, quienes hacían noticias en México priorizaban la calidad de la imagen sobre el contenido. 

Cuando llegó Milenio Televisión y vio que había imagen disponible que compartían usuarios en las redes, fuimos los primeros en inaugurar en televisión la estética YouTube. No nos importaba la calidad del material, siempre y cuando este fuera importante y mostrara cosas. Fuimos los primeros en empezar a mostrar. Después, todo mundo se sumó.

¿En sus inicios qué tuvieron que sortear para hacer televisión y noticias 24 horas? 

Cada decisión editorial que implicaba un riesgo, la discutíamos. Nos tocó el ascenso de la violencia en México y presentar lo que en aquel entonces estaba sucediendo en las calles; la violencia explícita que empezaba a proliferar fue motivo de muchas discusiones. Los primeros años lo hacíamos prácticamente sin mucho filtro. Era un fenómeno nuevo, había que mostrarlo. Cuando empezó a volverse reiterativo, llegó el acuerdo de medios contra la violencia. Nos sumamos al acuerdo y la mayoría de los editores, redactores, reporteros y conductores empezaron también a discutir qué sí, qué no y hasta dónde.

 ¿Cómo creció Milenio Televisión?

 Las transmisiones en vivo de noticias nos dieron muchísima popularidad. La gente sabía que si algo estaba pasando lo podía ver en vivo en Milenio Televisión con conductores periodistas, muy profesionales que no decían tonterías al aire ni hacían especulación, solo transmitían información. La irreverencia de Milenio, ese periodismo con carácter, se vio también en televisión.

 En ese momento el ambiente nacional de la televisión era muy solemne, todavía mostraba su herencia de las décadas de autoritarismo en el país. Se acostumbraba a tratar con pinzas la información política y aquí, no. Aquí era mucho más abierto, mucho más directo, con mucho más carácter. Eso permitió que Milenio Televisión se volviera un referente en todas partes.

Paloma Lafuente Clark
directora de Producción y Operaciones de Milenio Televisión

¿Cómo empezó Milenio Televisión, cómo fue el arranque? 

Era un grupo pequeño de personal, en el que como jefa de Producción me tocó hacer muchísimas cosas. Muchas áreas estaban bajo mi responsabilidad. 

Era un proyecto que iba arrancando, que estaba nuevo y yo creo que no se dimensionó el monstruo en el que se convertiría, al menos no con la rapidez con la que pegó y el boom que significó. Por supuesto, siempre se pensó en hacer un proyecto exitoso, pero yo en lo particular nunca imaginé que el éxito llegara tan rápido ni que sería tan en grande.

Hablando de recursos, ¿les faltaba, se quedaron cortos?

 Nos quedó chico por la respuesta que tuvo la pantalla hacia afuera. Entonces nos vimos en la necesidad de crecer internamente muy rápido, no estoy segura de que estuviera así planeado. Sí sentí que nos comía el tiempo y sobre todo nos comían las 24 horas que había que alimentar la pantalla. Sobre todo, por la exigencia que había de parte del público una vez que se dio a conocer el canal.

¿Cuántas personas trabajaban en el canal al inicio?

 Habríamos arrancado quizá unas 50 personas, más o menos, entre editores y productores de noticias. El eje del canal ha sido generar noticieros, aunque arrancamos con algunos programas unitarios, el eje principal de noticias implicaba más personal. Teníamos camarógrafos de calle, reporteros, conductores, gente de staff. Hemos existido siempre todas las mismas áreas, pero fueron creciendo de alguna manera en cada espacio.

 ¿Físicamente dónde arrancó?

 En Morelos 16, desde el principio. Sin embargo, tenemos todo un equipo de trabajo que está en Monterrey y con el que trabajamos en conjunto; vamos de la mano de manera paralela y en sincronía perfecta. Gran parte de nuestro equipo se encuentra allá y otra parte en la Ciudad de México. La señal inicial del día del estreno fue desde la capital del país. 

¿Operar en dos ciudades complica las cosas? 

Se sigue operando así y no tengo conocimiento que hubiera otros que operaran así antes. Técnicamente se podía. Además, las ganas de trabajar nunca han impedido que nos vayamos a ‘negros’ ni una sola vez. Se diseñó así desde el inicio, ha funcionado y sigue funcionando.

 Parecen dos equipos, ¿eso genera ventajas?

 Somos dos equipos y a la vez somos uno. Muchísima de la información se genera en la Ciudad de México y nosotros alimentamos el trabajo de Monterrey de manera constante. No es que en este turno ‘están ustedes trabajando’ y en otro ‘estamos nosotros trabajando’, sino que trabajamos en conjunto de manera permanente. 

La evolución de la tecnología... ¿cómo enriqueció al canal? 

Ahora que nos enfrentamos a un mundo digital, en donde todo va muchísimo más rápido, nuestro público también nos exige ser más veloces. La tecnología ha sido clave para nosotros, para alimentar la necesidad de la gente de estar informados en el mismísimo momento en el que suceden las cosas. 

¿Enviar videos por celular revolucionó el trabajo? 

Sí, con la tecnología todo se vuelve más inmediato. Hay celulares que graban en alta calidad y sirven para televisión. Pero en Milenio Televisión, muchas veces aunque el material no traiga la mejor calidad, siempre y cuando la información sea relevante para nuestra audiencia, se va al aire. Para nosotros antes que la calidad en imagen, ponemos primero evidentemente al contenido.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.