Fiesta y ovaciones, grandes ausentes en tierras zacatecanas

Solo un par de pancartas con el nombre de Meade y los aplausos de los animadores dieron color al acto.
Simpatizante del priista presente en el Centro Platero de Zacatecas.
Simpatizante del priista presente en el Centro Platero de Zacatecas. (Ariana Pérez)

Zacatecas

La fiesta y la ovación fueron los grandes ausentes en el acto de precampaña que realizó José Antonio Meade en el estado de Zacatecas. Aquí no hubo tambores, si acaso un par de  pancartas con su nombre.

La única ovación constante en este encuentro, que se llevó a cabo en el Centro Platero de Zacatecas, fue la de los animadores, pues el grupo modesto de priistas que asistió, gritaba poco y murmuraba mucho.

Tampoco hubo empujones ni un recorrido eterno al estrado. Meade Kuribreña llegó a las 11:30, subió al templete a las 11:45 y terminó su discurso 12 minutos después de haber empezado.

La bienvenida se la dio el presidente del comité estatal del PRI en el estado, Felipe Ramírez. Su mensaje duro apenas 3 minutos y estuvo acompañado de una porra que solo él pregonó.

Al encuentro con la militancia priista no asistió su esposa, Juana Cuevas, ni el gobernador, Alejandro Tello; aún así el ex secretario de Hacienda presumió que gracias al PRI, Zacatecas “va hacia delante”.

“Zacatecas se reencontró con el empleo y con el combate a la pobreza hace apenas siete años; de 2000 a 2011 vimos un Zacatecas que no generaba empleo, que no combatía la pobreza, pero a partir de 2011 tenemos un Zacatecas que aprendió a sumar, a salir a la calle a buscar al que más lo necesitaba”.

También hubo un momento anecdótico: Meade recordó que  fue la tierra de un cine que sus bisabuelos construyeron y al que llamaban el Cine Azul. Presumió que  Zacatecas también fue el lugar que vio nacer a su abuelo, el artista José Kuribreña.

Para Meade, Zacatecas significa trabajo en el campo, pues aseguró que conoció el estado trabajando de la mano de los campesinos. “Hoy me da mucho gusto ver aquí a mis amigos de la CNC. Poder saludar a los campesinos y comprometerme con ellos a seguir caminando juntos. No solo desde el crédito, también desde el abasto”.

Dijo que con su trabajo, Diconsa hizo en Zacatecas sus principales esfuerzos de abasto de frijol, quitando a los intermediarios, “permitiendo que el recurso de la comercialización se quedara en Zacatecas, en manos de los productores, con mejor crédito, con el crédito en manos de los productores”, pero ni con esto logró obtener una gran ovación.

El discurso del ex secretario fue muy parecido al dicho en otros estados. Los temas: su tradicional uno de tres para los  jóvenes. Su 6 de 10 candidaturas para las mujeres y por último, dijo que los criminales deben permanecer tras las rejas.

A su paso por Zacatecas, uno de los estados más inseguros del país, Meade dijo que recobrar la seguridad es un reto, por lo que antes de irse acompañado de su cuerpo de seguridad prometió  trabajar para resolverlo.