Nuevo aeropuerto no es una ocurrencia: Presidencia a AMLO

El vocero de la Presidencia, Eduardo Sánchez, dijo que las reformas estructurales no se pueden echar atrás por decreto del Presidente.

Ciudad de México

El vocero de la Presidencia, Eduardo Sánchez, afirmó que la decisión de construir el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) no fue una ocurrencia del gobierno y aseguró que las reformas estructurales no se pueden deshacer por decreto.

TE RECOMENDAMOS: AMLO alista amparos para frenar entrega de contratos de NAIM

—El día de ayer, el candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador ratificó la situación de cancelar este proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y echar atrás las reformas estructurales. Preguntar si ¿con un decreto presidencial podría ocurrir esto que comenta el candidato Obrador?.

—La determinación del aeropuerto, del lugar en que se está llevando a cabo y de la conveniencia de hacerlo ahí, no fue una decisión tomada por el gobierno de la República como una ocurrencia; al contrario, la determinación del lugar ha sido tomada en base a los estudios que los expertos a nivel internacional han llevado a cabo, dijo en conferencia de prensa.

El candidato de Morena ha dicho en varias ocasiones que cancelará las obras en el nuevo aeropuerto por lo costosas que son; sin embargo, el vocero de la Presidencia dijo que es inviable la propuesta de López Obrador de construir dos pistas más en la base militar de Santa Lucía.

"Las operaciones aeronáuticas que se llevan a cabo en Santa Lucía pueden hacerse en tanto el aeropuerto no tenga operaciones aéreas, de manera que esta es una propuesta que los mismos expertos a nivel internacional califican como inviable", agregó.

Dijo que Mitre, consultora internacional en materia aeronáutica, ratificó “la enorme conveniencia de que sean justamente ahí donde se desarrolle el aeropuerto y también ha determinado que es absolutamente inviable, desde el punto de vista técnico, la propuesta que tiene que ver con que opere el actual aeropuerto de la Ciudad de México, junto con donde hoy es la base militar de Santa Lucía, y esto por una sencilla razón, porque no pueden operar al mismo tiempo”.

Afirmó que las reformas estructurales promovidas por el presidente Enrique Peña Nieto tuvieron cambios constitucionales, requirieron la aprobación del Congreso y al menos la de 17 congresos estatales, por lo que no es posibles echarlas para atrás por decreto.

"Para que un cambio constitucional se puede dar, es preciso que ocurran varias cosas, que la Cámara de Diputados y que la Cámara de Senadores por mayoría de dos terceras partes, las aprueben y, posteriormente, que la mayoría de las legislaturas de los estados", explicó.

TE RECOMENDAMOS: Construcción de aeropuerto en Santa Lucía, más costosa que NAIM: SCT

"De manera de que estas reformas no se obtuvieron por decreto y tampoco es posible deshacerlas por decreto", afirmó.