Cisen investigó a toda mi familia: AMLO

El precandidato presidencial dijo que de ganar las elecciones acabará con el espionaje a los opositores.

Puebla

Andrés Manuel López Obrador dijo que el el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) ha investigado a toda su familia y advirtió que de ganar la Presidencia, acabará con el espionaje a los opositores.

"Hay expedientes y han investigado a mis hijos, a toda mi familia, desde el Cisen, por eso no es venganza, es poner orden y que se acabe el espionaje a los opositores. Va a desaparecer el Cisen, al triunfo de nuestro movimiento.

"Ya no van a estar perdiendo tiempo estos que se dedican a espiarnos a los opositores, van a tener que ocuparse de otras cosas y van a tener que trabajar en otras funciones del gobierno", dijo López Obrador durante su último día de gira por Puebla.

TE RECOMENDAMOS: AMLO critica a Silva-Herzog... y se le van encima

López Obrador reiteró su crítica al académico Jesús Silva-Herzog, así como al historiador Enrique Krauze, a quienes calificó de "intolerantes" y reprochó que no pueda contestarles sus cuestionamientos. "No aguantan nada".

El precandidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia rechazó que haya insultado al colaborador de MILENIO Televisión o a Krauze, sobre quienes dijo, "todavía están al servicio del conservadurismo. Fuera máscaras. Basta de estar simulando".

"No aguantan nada, ¿por qué son tan intolerantes?, ¿qué no se les puede cuestionar? Ellos sí pueden decir que soy mesiánico, populista, oportunista, yo apenas... lo único que les dije, se los repito: son profundamente conservadoras con apariencia de liberales, eso es todo, y tengo razón", enfatizó.

Luego de encabezar una asamblea informativa en el municipio de Santa Rita Tlahuapan, el tabasqueño aseguró que cree en la crítica y respeta el derecho a disentir.

"Tiene que ver la crítica con la democracia, cuando no hay crítica, hay autoritarismo, tiene que haber crítica, no puede haber pensamiento único, pero la democracia significa comunicación y la comunicación implica mensajes de ida y vuelta.

"No es nada más de que 'yo te voy a estar criticando, y te quedas callado, ¿eh?, si tú replicas, te acuso de autoritario, de prepotente, de sectario'", subrayó.

Sin embargo, el aspirante único a la candidatura presidencial de Morena, PT y PES afirmó que lo acusan de "lo que no somos", por lo que se pronunció por debatir y "que la vida pública sea cada vez más pública, y que nadie se enoje".

"Ahora que Silva-Herzog me llama oportunista, quienes salen a defenderlo -que además tiene todo su derecho a ser defendido y los defensores también tienen su derecho a manifestarse-, aparecen casos que no tienen que ver con nosotros.

"Nos tachan de lo que no somos, yo no sé de dónde sacó ese disparate (Enrique) Krauze de que soy mesiánico, debería ser serio, es un disparate decir: 'Andrés Manuel es mesiánico', ¿en qué se fundamenta para decir eso?, pero qué bueno que hay debate", cuestionó.

AA