• Regístrate
Estás leyendo: México cae 3-0 ante Suecia, pero califica a Octavos de Final
Comparte esta noticia
Miércoles , 24.04.2019 / 06:58 Hoy

México cae 3-0 ante Suecia, pero califica a Octavos de Final

Mundial de Rusia 2018

El conjunto de Juan Carlos Osorio sufrió su primer derrota en el Mundial de Rusia 2018 ante su similar de Suecia
1 / 2
Publicidad
Publicidad

En toda la era de Juan Carlos Osorio no hubo una alineación parecida. Fue hasta este duelo contra Suecia, el tercero de la fase de grupos del Mundial, que el colombiano mandó a los once con los que arrancó en el encuentro ante Corea del Sur. Este es el partido número 51 que dirige el timonel.

Si bien en este certamen ya había asombrado el que del duelo contra Alemania al de Corea del Sur solo hiciera un cambio, metió a Edson Álvarez por Hugo Ayala, ahora es mayor la sorpresa.


Todo parece indicar que Osorio experimentó durante cuatro años para encontrar la mejor alineación posible para el Mundial. Al final es la cumbre de su proceso.



Corría el minuto del duelo y Jesús Gallardo fue amonestado. Los primero arribos fueron de los suecos, quienes no lograron encontrar la vía para complicarle a Guillermo Ochoa.


Entonces, el Tricolor comenzó a tomar la pelota. Los “Olé, olé” se escuchaban en la tribuna. Entonces, llegó el tiro de Emil Forsberg, quien ahora sí hizo que Memo se estirará al máximo para alejar el peligro de su marco.

El primer tiro a puerta por parte de los mexicanos lo hizo Miguel Layún hasta el minuto 9. Luego de una serie de toques, el futbolista sacó un disparo flojo que se fue a un lado del marco de Robin Olsen. Tras un tiro de esquina Andreas Granqvist cabeceó y Marcus Beg estiró la pierna para rematar de espaldas al arco. Al final no paso nada.

Los suecos buscaban quitarle a toda costa la bola a los mexicanos. Muchas veces metía la pierna

Al minuto 16, Hirving Lozano hizo una gran jugada, y aunque tenía la oportunidad para tirar, prefirió cedérsela a Vela, quien entraba en mejor posición. El delantero de Los Ángeles se acomodó el balón y metió un tiro que paso muy cerca del arco.

Forsberg era el elemento que ejercía mayor peligro sobre el área mexicana. Con unos cuantos pases largos, el balón llegaba a su área. En una de esa oportunidades no le pegó bien y la bola llegó a la tribuna.

México comenzó a tocar, a tener el balón adherido a los pies. Por abajo tenían que buscar las oportunidades, y así es como comenzaron a apretar.

Los elementos del cuadro azteca tomaron confianza. Edson Álvarez salía de su área, conducía el balón y buscaba a quien cedérsela- Carlos Vela llegaba a media cancha para recuperar el esférico. Todos trabajaban a marchas forzadas.

Herrera burla a Larsson, pero a la hora de intentar el centro, el tiro le pega en el cuerpo.

Al 28’, en una jugada en el área sueca, Javier Hernández quiso controlar el balón, pero se lo acomoda con la mano. Ante la insistencia de los rivales, el árbitro Nestor Pitana tuvo que recurrir al VAR para checar si era o no penal. El Chicharito lamentaba la situación, levantaba la cabeza, estaba nervioso. Después de unos momentos, el silbante dio la indicación de que era tiro de esquina. Los millones de mexicanos que estaban en el estadio descansaron. Gritaron de emoción. La esperanza se mantenía.


Lustig mandó la de gajos al área y Berg remató al arco, pero Memo sacó la sacó de nueva cuenta, cuando parecía que se incrustaba cerca del travesaño.

De nueva cuenta los de verde aparecía para generar peligro. Lo hizo el Chicharito, luego Lozano, y Carlos Vela. Ninguno podía con el enemigo.

Eso sí, el Tricolor toca bien, tiene profundidad. Además, las características del rival ayudaban a lucirse con un par de dribles, con jugadas técnicas, Los complejo era el último tiro. La defensa contraria era una auténtica pared.

Al 51’, llegó el instantes que estrujo el corazón de miles de seguidores. Sebastián Larsson mandó el balón para Viktor Klaesson. La bola le quedó a Ludwing Augustinsson, quien venció a Ochoa.


Diez minutos después, México pagó caro las desatenciones. Héctor Moreno se barrió en el área, no llegó al balón y derribó a Berg. Pitana sentenció el penal. Andreas Granqvist lo concretó. Era el 2-0 que apagó a la mayoría de los mexicanos en el estadio.



La tensión para los mexicanos aumentaba. Los suecos buscaban consumir tiempo con tirándose al césped. El grito de “¿México, México” retumbaba en la tribuna. Luego, apareció el “Sí se puede, sí se puede”, un síntoma de que las cosas se complicaban.

Osorio mientras tanto salía y entraba de su banca. No podía creer lo que ocurría.

El entrenador movió piezas, Sacó a Gallardo y metió a Marco Fabián.

Aún faltaban más tristezas para México. Estaban encima de Suecia, pero en un contragolpe, consiguieron un saque de manos. La jugada terminó en un intento de Toivonen por rematar la pelota y con Edson Álvarez intentando sacarla, al final, es el mismo americanista quien la mete en su propia meta. Llegaba el 3-0 que sentenciaba.



¡Apoya al Tri este 2018!

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.