Disco de la semana: Para amar el jazz tanto como Walt Disney

Producido por un legendario ganador del Grammy, 'Jazz Loves Disney' es la mejor fusión del estilo 'big band' con las nuevas voces del jazz.
Una escultura de Walt Disney y Mickey Mouse en España.
Una escultura de Walt Disney y Mickey Mouse en España. (Shutterstock)

Walt Disney no es el primer nombre que salta a la mente cuando piensas en una celebridad amante del jazz. Pero echa un segundo vistazo y la relación no parecerá tan descabellada.

De hecho, a Walt Disney le fascinaba tanto el jazz que se encargó de contratar  para sus producciones a compositores formados en este género. Fue así que a las filas de su compañía se unieron músicos como George Burns, mente detrás la música de una veintena de películas, entre ellas: Los Aristogatos Robin Hood.

TE RECOMENDAMOS: Disney comprará 21st Century Fox

Jazz loves DisneyPienso también en los hermanos Sherman, quizá la pareja de músicos más prolífica que ha tenido la industria. A ellos les debemos las canciones de Mary PoppinsHuckleberry Finn —versión musical de la historia de Mark Twain— y El libro de la selva.

Y entre los que aún viven, es imprescindible nombrar a Randy Newman, ganador de un par de premios Oscar —aunque nominado unas veinte veces—, recordado sobre todo por la música de las franquicias Toy StoryMonsters Inc y, más recientemente, Cars.

Varias de estas mentes maestras vuelven a nuestros oídos gracias al disco Jazz loves Disney, producido por el legendario ganador del Grammy, Jay Newland. Los arreglos de Rob Mounsey —también ganador múltiple del Grammy y el Emmy— son una mezcla de big band old school con la frescura de las voces nuevas. Las canciones suenan tan revitalizadas que logran esquivar la nostalgia.

Grabado en París, Londres y Los Ángeles, el disco abre con "Ev'rybody Wants To Be a Cat", en voz del británico Jamie Cullum. Le sigue una versión de "He's a Tramp" (La dama y el vagabundo) por Melody Gardot, esa voz seductora que te atrapa apenas pronuncia ese primer "Mmm, what a dog".

Stacey Kent —quien ha colaborado en varios discos con el Nobel de Literatura, Kazuo Ishiguro— canta una exquisita versión bossa nova y en francés del juguetón "Bibbidi Bobbidi Boo" de La Cenicienta y la francesa Laïka Fatien convierte la versión espectral de "Once Upon a Dream" (Maléfica), cortesía de Lana del Rey, en una canción ideal para una noche de vino.

Jazz loves Disney
Sello discográfico: Verve
Año: 2016
Productor: Jay Newland
Arreglos: Rob Mounsey

ASS