• Regístrate
Estás leyendo: Quema de judas: lo efímero del arte popular mexiquense
Comparte esta noticia

Quema de judas: lo efímero del arte popular mexiquense

En esta edición explotaron más de 28 figuras representativas de “el mal”.
Publicidad
Publicidad

Efímero como todo arte, el trabajo de los Juderos culmina cuando su obra, hecha ceniza, es aplaudida por los espectadores al concluir el acto; así, estos artistas populares al igual que un teatrero, bailarín o músico, reúnen al público con su creación en un espacio y tiempo irrepetible.



Por ello Carlos Ulises Rosas Rodríguez, gestor cultural del Museo del Alfeñique, aseguró que la tradicional quema de judas -que cada año se realiza en la plaza de los Mártires- es más que un ejercicio de entretenimiento, se trata del reflejo de la expresión inventiva de la sociedad mexiquense impresa en una actividad cultural.

"En un instante el esfuerzo de meses se consume, es simbólico desde la visión religiosa de la destrucción del mal y desde el punto de vista artístico, ya que al igual que una obra de teatro, cuando se apagan las luces se acaba todo".


Por ello esta tarde, como es costumbre desde hace 25 años, la población se preparó con bloqueador solar, botellas de agua, gorras, sombreros y sombrillas, para salir de sus casas en dirección al centro histórico de la capital del estado para presenciar la quema de los Judas, tal como detalló Alejandra Huerta, de San Mateo Atenco.

“Esta es la primera vez que venimos, nos enteramos por los anuncios y quisimos venir con los niños y verlo, desde temprano nos preparamos por el sol y porque nos queda un poco lejos, pero creo que vale la pena".

Antes de que el reloj marcara las 12:00 horas ya se observaba personas al pie de la catedral mexiquenses y en sus campanarios, en la entrada y en el tejado del ayuntamiento de Toluca, al frente de la Cámara de Diputados y de Palacio de Gobierno.


Aunque la hora programada justo a medio día el espectáculo inició a las 12:40 entre chiflidos y abucheos de los inconformes que llevaban más de una hora bajo los rayos solares; a pesar del retraso las dos primera piezas llegaron a su inevitable destino frente a más de 3 mil asistentes.

Los primeros en arder fueron las piezas tituladas: Beso de Judas y Sacaremos a ese wey de la barranca de Adán Martínez y Erika Ortiz respectivamente, ambos de Almoloya de Juárez, quienes obtuvieron el lugar número uno en la categoría de Judas tradicional y contemporáneo.

Cerca de 28 figuras más secundaron el acto y a 10 metros de altura lanzaron chispas y humo de colores como rojo, amarillo y verde pero, aunque los adultos aplaudían cuando las estructuras de carrizo y cartón quedaban reducidas en polvo, algunos de los más pequeños se escondían y tapaban los oídos en señal de descontento.

Al finalizar el espectáculo cultural los presentes se dispersaron.

Fotos: Claudia Aguilar 


LC 

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.