• Regístrate
Estás leyendo: Tres datos que no sabías acerca del bótox
Comparte esta noticia
Jueves , 21.06.2018 / 03:22 Hoy

Tres datos que no sabías acerca del bótox

Los conozcas o no, debes tomar en cuenta estos hechos si estás pensando en comenzar a aplicar un poco de bótox para rejuvenecer tu piel. 


Publicidad
Publicidad

Milenio Digital

La belleza es dolor, o en el caso del bótox, la belleza es un dolor temporal seguido de una relajación completa. Cada año, muchas mujeres se colocan debajo de la aguja en nombre de una piel suave y sin arrugas; de hecho, las ventas de bótox han superado la marca de los mil millones de dólares en la última década.

Aunque ya sabes algunos aspectos básicos, todavía hay algunas cosas que te sorprenderá descubrir sobre el procedimiento.

TE RECOMENDAMOS: Critican a Thalía por ¿exceso de bótox?

1. Se descubrió debido a intoxicación de comida

El bótox es en realidad la marca de una cepa particular de neurotoxina llamada toxina botulínica. ¿Y cómo exactamente se descubrió esta neurotoxina? Por la década de 1820, Justinus Kerner intentaba descubrir por qué un lote de salchichas terminaba envenenando a varias docenas de alemanes. Resulta que había una toxina en la carne que causó su muerte. Kerner apodó su descubrimiento como "botulismo", de la raíz latina botulus, que significa 'salchicha', y el resto es historia.

2. Casi forma parte de la Segunda Guerra Mundial

Puedes pensar en el botox como estrictamente un procedimiento de belleza, pero tiene un pasado curioso. Al comienzo de la Segunda Guerra Mundial, los Estados Unidos comenzaron a investigar armas biológicas, una de ellas, la toxina botulínica.

De acuerdo con un artículo en el International Journal of Dermatology, un plan involucraba el uso de prostitutas chinas para introducir pequeñas píldoras tóxicas de toxina botulínica en los alimentos y bebidas de oficiales japoneses de alto rango. Las cápsulas de gelatina se produjeron, pero el plan nunca se llevó a cabo, lo que probablemente fue lo mejor.

3. Trata el sudor excesivo

Si transpiras en exceso, la ayuda está aquí, en forma de bótox. Sí, puedes inyectarte bótox en las glándulas sudoríparas debajo de tu piel para bloquear temporalmente las señales químicas de los nervios que las estimulan. Los resultados duran aproximadamente de siete a ocho meses. Habla con tu dermatólogo y evalúa si es una buena opción.


FM

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.